Crisis energética

La crisis energética golpea a Estados Unidos y se esperan aumentos en las facturas de calefacción

El gas natural, el propano y la electricidad se vuelven más caros.
miércoles, 13 de octubre de 2021 · 20:12

Una crisis energética amenaza las principales economías del mundo y Estados Unidos no está exento de esa realidad, por eso este invierno se espera que se gaste más dinero para calentar los hogares, según un pronostico local.

La Administración de Información Energética (EIA) destacó que el aumento en los precios de la energía en todo el mundo ha  provocado cortes de energía en grandes economías como China e India, y ahora la nación norteamericana está cerca de vivir experiencias de la misma índole.

Nuevas tarifas

Cuando los precios de los combustibles, como el gas natural y el propano, suben a máximos valores, la crisis energética se vuelve ineludible y afecta directamente las finanzas de los hogares justo antes del invierno. La EIA explicó en un comunicado:

A medida que nos hemos movido más allá de lo que esperamos que sea la parte más profunda de la recesión económica relacionada con la pandemia, el crecimiento en la demanda de energía generalmente ha superado el crecimiento en la oferta.

Escasez global

Casi la mitad de los hogares en Estados Unidos dependen del gas natural para calentarse en invierno, un recurso que ha  aumentado considerablemente en los últimos meses debido a la escasez en lugares como China y Europa.

Se espera que el costo promedio aumente en un 30% y alcance los 746 dólares por hogar, mientras que la electricidad, que representa el 40% de este mercado, aumentó en un 6% para ubicarse en un promedio de 1268 dólares por hogar.

Hogares afectados

Unos 12 millones de hogares estadounidenses que dependen del propano para calentarse sufrirán el mayor impacto de esta crisis energética con aumentos de hasta un 54%, según reportó el organismo fiscalizador.

El año pasado, los precios de la energía cayeron a mínimos de varios años debido a la poca demanda por la pandemia,  particularmente el gas natural, el combustible de calefacción más popular de Estados Unidos, que alcanzó un mínimo de 25 años.

Otras Noticias